137.

    Ayer fue el aniversario de la constitución y recordé aquel casposo comentario que hizo Miguel Ángel Rodríguez en 1996, cuando era secretario de Estado o algo así del gobierno Aznar: "Si fuera mujer, se pondría de largo". Hoy que ya pasa de los cuarenta no sé qué podríamos decir de esta ley de leyes para seguir con la analogía, supongo que que está en crisis y bastante hasta las narices de toda esa peña que aparece en su cumpleaños para felicitarla en plan hortera. "¿Qué te gustaría hacer en este día tan especial, Consti...?". "Ponerme de largo pero bien... ¿Traéis alcohol...?". "Pues no... Miguel Ángel Rodríguez nos ha dicho que no sería apropiado...". "Ya, claro... Seguro que para apropiárselo él...". Y es que en la actualidad nuestra constitución sería quizá una señora tirando a quemada, con subempleo, puede que un par de divorcios a sus espaldas y sin creerse ya ni sus propias palabras. Su propia constitución sería tirando a rolliza, con lorzas y pliegues empalagosos, y lo más que se estaría planteando sería dejar de fumar y salir a correr por las mañanas para ver si así puede recuperar un poco de su antigua firmeza, del pasado esplendor de su cuerpo doctrinal. Hasta que suena la alarma, y lo único que hace esta constitución madura es apagarla de un manotazo y seguir soñando, que una cosa es que se pueda levantar España con ánimo y buenas intenciones y otra tú a las cinco. Y a quien no le guste lo que ve pues que se joda, que es lo que hay. "A mi edad ya no creo que vaya a cambiar mucho", murmura, "y además todo ese personal que anda por ahí contándome milongas ni me conoce en el fondo ni está interesado en saber lo que quiero decir realmente... Ya me han propuesto tantos tipos de matrimonios distintos que es que paso... Lo que a mí me gustaría es... yo qué sé... volver a esos años locos de las marchas multitudinarias y los conciertos de estado y toda la movida... Entonces nos lo pasábamos bien por lo menos, y había consenso y hasta con sexo, ¿sabes lo que te digo...? Todo el mundo ligaba al final y se metía donde le daba la gana. Pero es que esto de ahora es un carroceo que hasta los jóvenes parecen puretas. Todos estirados y con banderitas y ellas flipadas ahí con el Twitter para acabar con el patriarcado poniendo eslóganes y condolencias en ciento cuarenta caracteres... ¿Pero tú qué te crees que es el patriarcado, niña? ¿Una serie de Netflix...? Poner los medios no significa ponerlo en los medios, no te confundas, significa financiar como es debido para que empiece a finalizar... Billetes encima de la mesa para que pare la sangría con extras de policías y asistencia y educación y lo que haga falta, y si no te los quieren dar pues piensa a ver por qué, sin son tuyos también... Que a lo mejor a la que está vistiendo de mamarracha y pasando de largo Miguel Ángel Rodríguez con la Ayuso esa a la que asesora es ti...". "Tranquila, Consti...". "¡No me sale del coño! Si es que se creen que no me doy cuenta de las cosas, y me quieren cambiar y reformar y yo qué sé, pero lo otro ni lo mueven... Sigue como estaba, o peor incluso, ¿o no...? Que yo ya tengo cuarenta y pico, tronco, y no veas la de gente que me ha tocado y retocado y puesto en un altar y después nasti, aquí no va a mejor ni el vino añejo, y la culpa de Consti que lo interpreta todo mal... ¿Pero yo qué hostias voy a interpretar, si digo lo que digo y nada más...? Son tíos casi siempre los que me interpretan como quieren, y eso que hay más juezas que jueces... Pero... Se ve que ellos valen más y tienen más sentido para lo que importa... Todos somos iguales y tal pero al final la que se lleva las hostias soy yo, siempre... Así que si de verdad mandase y me hiciesen tanto caso como dicen, ¿tú crees que eso iba a pasar...? Lo que ocurre es que ahora se ha puesto de moda eso de que hay que ser neutrales, y encima insisten en que se lo he ordenado yo... ¿Yo...? Mira, chaval, no te voy a negar que cuando era más pipiola igual me creí alguna historia de príncipes y princesas, pero mis principios están muy claros y cualquiera que me conozca bien los sabe. Yo no soy neutral; yo estoy con las víctimas de cualquier discriminación, y no digamos ya crímenes, con los sin techo, con la sanidad y la educación públicas, con la riqueza sometida al interés general y no al de cuatro listillos... Que luego me atribuyan que algunos de los derechos que proclamo son matizables y secundarios ya es un añadido suyo, pero yo no he afirmado eso jamás, y si los reconozco expresamente por algo será, no para que los tengan ahí de adorno o como un fetiche al que adorar pero sin tocarlo. Otra cosa es que las chácharas políticas de unos y otros me importen un bledo y piense que cada cual puede decir lo que le dé la gana, que con mi experiencia ya ni me sorprende ni me escandaliza nada, aunque eso es pasotismo más que neutralidad... Qué y a quiénes defiendo es evidente, y hace falta ser muy obtuso para no entender que todas las injusticias y abusos que se ven no los amparo, y que por mucho que me halaguen y pretendan hacerme cómplice y hasta instigadora quienes los cometen no son de los míos, que la Consti es tolerante pero no tonta... Y flexible también, aunque sólo hasta cierto punto, que a mi edad pues abrirme a lo bestia y como si fuese de goma ya me cuesta... Que igual, no te lo niego, lo que debería hacer en lugar de ponerme a correr a lo loco es un cursillo de yoga, tío... Eso sí te lo reconozco...".     


Comentarios

Entradas populares de este blog

103.

100.

135.